Electrocloración sin sal

¿Qué es la electrocloración sin sal?

La cloración sin sal se presenta como uno de los mayores retos de innovación y progreso en el sector de la electrocloración. Innowater, siempre a la vanguardia en las novedades del sector, sabe que hay algunas aplicaciones en las que un aporte externo de NaCl (sal) puede suponer una desventaja considerable. En circuitos abiertos, por ejemplo, un aporte continuo de salitre puede ser perjudicial y excesivamente costoso. En otros casos, el sistema o las características de la infraestructura simplemente no permiten la adición de sal.

Por lo tanto, Innowatter ofrece el sistema de electrocloración sin sal. Este dispositivo consiste en la realización de un sistema de electrocloración que no necesita aporte alguno de NaCl. Un sistema efectivo y con capacidad de producción suficiente para las distintas aplicaciones. Es decir, el resultado se ha conseguido perfeccionando el sistema de electrocloración convencional para alcanzar un rendimiento tal que la mera concentración en iones cloruro del agua natural sea suficiente para un funcionamiento óptimo. Esto supone una revolución notable en el campo de la cloración que posibilita un gran número de nuevas aplicaciones.

El rendimiento del dispositivo se intensifica gracias a distintos factores que afectan a todos los componentes del sistema. Se ha diseñado un nuevo recubrimiento catalítico, muy selectivo, que disminuye el potencial de oxidación de los iones cloro. La técnica de deposición del recubrimiento ha sido modificada para obtener una sección eficaz de reacción mayor. Esto aumenta considerablemente el rendimiento de superficie de los electrodos. Por último, se han diseñado nuevas fuentes de alimentación cuya salida puede controlarse de forma muy precisa en función de la composición del agua y otros parámetros como temperatura, caudal etc. De esta forma se favorece la oxidación de la cantidad limitada de iones cloruro de la que se dispone sin la utilización de la sal.

¿Cómo funciona la electrocloración sin sal?

- La concentración en iones cloruro del agua natural

El dispositivo de cloración del agua mantiene el mecanismo de la electrólisis a través de la concentración del agua en iones cloruro para garantizar un funcionamiento óptimo y de calidad. Gracias a su nuevo recubriemiento catálico, se consigue disminuir el potencial de oxidación en los iones cloro. Además, sus fuentes de alimentación se pueden controlar de manera precisa en función de las necesidades de la composición del agua o de la superficie.

Sus líneas de producción estándar están diseñadas para trabajar a 200 ppm de cloruros disueltos en el agua. Esto equivale normalmente a una concentración total de sólidos disueltos (TDS) de unos 500 ppm que es el estándar de muchas aplicaciones como las piscinas.

Entre sus principales aplicaciones destacan:

-Agua corriente
-Aguas residuales
-Control de biopelícula (Biofilm) -Riego
-Procesado de alimentos
-Torres y circuitos de refrigeración -Desalinización
-Embalses agrícolas
-Piscinas
-Alcantarillado

¿Cuáles son las principales ventajas de la electrocloración sin sal?

Este sistema comparte las ventajas de la electrocloración salina, pero además, posee un gran número de beneficios adicionales.

Efectividad desinfectante superior
En la célula se alcanzan concentraciones de cloro muy elevadas. Esta concentración tiene un poder oxidante muy grande y neutraliza por ejemplo las cloraminas sin tener que clorar adicionalmenteel resto del circuito. El sistema produce otros oxidantes basados en oxígeno de vida extremadamente corta y con un poder desinfectante mucho mayor que en el cloro. Característica que sigue aún bajo estudio.
De eficiencia económica
La electrocloración sin sal mantiene un bajo coste de producción (16,5 Kwh. por kilogramo de cloro). Además, del ahorro en transporte y de la independencia del cloro químico, del cual se prescinde.
En seguridad
Evita el almacenamiento de productos químicos y el transporte de cloro gaseoso extremadamente peligroso.
Ecológicas
Evita el uso de conservantes isocianúricos del cloro y permite una producción local. Evitando además las emisiones de CO2 a la atmósfera. Además, a la hora del desagüe, al no contener ni productos químicos ni salitre, sus componentes no son perjudiciales para la biosfera.
En la regulación
Las fuentes conmutadas permiten un control de la potencia de salida muy preciso. Nuestros electrodos trabajan siempre en el punto óptimo de la curva de potencia y la producción de cloro se modula interrumpiendo periódicamente el tiempo de carga. Estas dos características, imposibles en fuentes convencionales, tienen como consecuencia un aumento muy considerable de la vida de los electrodos. Nuestros electrodos trabajan sólo una fracción del tiempo para producir la misma cantidad de cloro. Además, su sistema en línea evita el uso de bombas y tanques de reserva y permite una instalación fácil incluso en sistemas ya instalados. Además, mantiene un sistema modular escalable, adaptado al crecimiento de cada instalación.
Español

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una mejor calidad de servicio. Si continuas navegando, entendemos que aceptas su uso. Leer más

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar